jueves, 18 de marzo de 2010

LA TILDE

Yo nunca aprendí, y miren que trate, a poner las tildes. Todas las tildes que puedan ver en este blog son colocadas por el auto-corrector de Word. Las tildes para mí siempre fueron aburridísimas de aprender. Tanto fue mi trauma tildeico que incluso deje de escribir por pena de que me estuvieran corrigiendo las tildes. Yo se que algunos podrían decir que es mediocre, el no tomarme el tiempo de aprender las reglas, pero realmente yo siempre le puse el acento a las palabras como me parecía que debían sonar. Nunca necesite de una tilde para que me soplara donde va el acento o cuando.

Para los que son más incultos que yo las Tilde y el Acento son dos cosas totalmente distintas. Todas las palabras tienen acento, mas no todas llevan tilde. Aquí comienza el problema.

El Acento: es la mayor fuerza de voz que se hace en una silaba al pronunciar una palabra.

La Tilde: «Se llama tilde tanto al acento gráfico como al rasgo o trazo pequeño que forma parte de algunas letras, como la ç, la ñ, la t, etc. En ambos casos admite los dos géneros, aunque hoy se usa casi exclusivamente en femenino.» [Real Academia Española: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 635]

En mi caso específico la tilde que me evadió y me hizo pasar pena, con todas las profesoras de castellano que tuve, fue la coma voladora o acento ortográfico. Esta se le coloca arriba a la silaba acentuada en ciertas ocasiones definidas por una serie de reglas. Reglas que mencionaremos a continuación, para ver si por fin me las aprendo o ayudo a otros a aprendérselas, miren que aburrido:

REGLAS DEL ACENTO
Llevan acento ortográfico:
(1) 1.ª regla.- Las palabras agudas terminadas en vocal y en las consonantes n - s.
Ej.: café - compás - león - manatí.

(2) 2.ª regla.- Las palabras graves o llanas terminadas en consonante, que no sean n - s.
Ej.: árbol - cáliz - carácter.

(3) 3.ª regla.- Todas las palabras esdrújulas.
Ej.: cántaro - húmedo - héroe.

Casos particulares más importantes del acento
1.º- Los monosílabos no llevan acento, menos:
a) Sí (adverbio de afirmación, nombre, pronombre), para no confundirlo con si (conjunción).
Ej.: Si me dices que sí, vendrás de paseo.

b) Dé y sé (verbos), para no confundirlos con de (preposición) y se (pronombre).
Ej.: Sé que debo estudiar. No se puede.

c) él - tú - mi (pronombres) para no confundirlos con el (artículo) y tu - mi (adjetivos).
Ej.: ¿Tú quieres ir? Eso es para mí.

d) Más (adverbio), para no confundirlo con mas (conjunción).
Ej.: Quiero más pan, mas no tostado.

e) La conjunción o llevará acento cuando esté colocada entre números, para no confundirla con el cero.
Ej.: Tengo 8 ó 9 estampas.- Iré hoy o mañana.

f) Aún (adverbio de tiempo) llevará acento cuando sea sinónimo de «todavía».
Ej.: El yate no ha venido aún al puerto.

2.º-Los monosílabos verbales fue, fui, vio y dio se escribirán sin acento ortográfico.
Ej.: Juan fue al parque, vio los leones y después dio un largo paseo.

3.º-Las palabras que - quien - cuan - cuando – cuanto - donde y como llevarán acento siempre que se usen en forma admirativa, interrogativa o dubitativa.
Ej.: ¡Cuánta gente en la calle! ¿Quién llama?
No sé cómo decírtelo. ¿Dónde vives?

4.º-Cuando una palabra termina en lo-la, sobre la i colocaremos un acento, deshaciéndose el diptongo.
Ej.: Alegría - caserío - gentío - María.

Se exceptúan las palabras graves o llanas terminadas en estas vocales.
Ej.: Guardia - garfio - media - radio - feria.

5.º-Sobre las letras mayúsculas colocaremos acento ortográfico siempre que por las reglas generales del acento les corresponda llevarlo.
Ej.: Álvaro – Árbol - Él es muy aplicado.

6.º-Cuando un vocablo simple entre a formar parte de un compuesto como primer complemento del mismo, se escribirá sin el acento ortográfico que como simple le habría correspondido: decimoséptimo, asimismo, piamadre. Se exceptúan de esta regla los adverbios terminados en mente, como ágilmente, cortésmente.

Prometo seguir intentando, aprenderme estas reglas, pero por un tiempo tendrán que seguir soportando mis errores y los del Word.

Los Grandes...


Ayer tuve que despedir a dos de los Grandes. Dos de los Grandes que ahora pasaran a ser dos de los Grandes de España, en vez de ser dos de los Grandes de Venezuela. Al salir de la despedida mi esposa me pregunto si estaba triste, y le conteste que no estaba triste por ellos sino por nosotros. Ayer se fueron dos de los Grandes y la verdad me alegro por ellos.


Me duele que en un país tan bello como el nuestro, hoy estemos perdiendo a los Grandes. A los Grandes Comunicadores, Ingenieros, Abogados, Médicos, Enfermeros, Administradores, Economistas, a todos ellos que ahora darán sus frutos, sus éxitos y aventuras en España, Méjico, Estados Unidos, Canadá, Australia, Inglaterra, Colombia, Francia, Chile y quien sabe cuántos otros países del mundo.


Nuevamente les digo que estoy feliz por ellos. Por que se van a buscar otro país que les permita crecer, ser Grandes. Desde aquí estaremos apoyándolos en sus conquistas y enorgulleciéndonos de sus proezas. Sean Grandes ya no en Venezuela, sino por Venezuela. Porque lamentablemente hoy nuestro país está viviendo una sequia de "moral y luces", unas aguas bajas y revueltas. Aguas que no son buenas para crecer ni formar peces grandes.


A los Grandes que quedamos en Venezuela les digo que sean modestos. Estos son los tiempos de ser pequeño, ágil y adaptable. Venezuela hoy está plagada de pirañas y las pirañas solo destruyen. Ahora la misión es sobrevivir la sequia, esperar las lluvias, que se crezcan los ríos y se calmen las aguas. Que el tiempo sea propicio para comenzar a reconstruir este país, para desarrollar y para unir.


A los Grandes que se han ido solo les pido que cuando hayan escalado el Monte Olimpo y se encuentren entre Dioses y Titanes, sean humildes. Recuerden la Tierra que los vio nacer y crecer. Recuerden que hay una Venezuela que los estará esperando cuando regresen las lluvias y se calmen las aguas, para que entonces sean Grandes en Venezuela y Grandes por Venezuela.


Los extrañare, hasta que vuelvan las lluvias… mis Grandes Amigos.

miércoles, 17 de marzo de 2010

LA CABEZA DE COCHINO


Hace unos meses atrás fui a ver un apartamento en uno de los edificios más nuevos y novedosos que hay en esta pequeña ciudad. Estaba muy emocionado porque este edificio me gustaba bastante y tenía tiempo esperando que saliera una oportunidad en el mismo. Esa mañana me encuentro en la entrada del edificio con el corredor inmobiliario y con el dueño. Un muchacho joven 30 y dele, más o menos igual que yo. Conversamos cosas triviales (el calor y el gobierno) mientras subíamos al apartamento. 3 Habitaciones + 1 de Servicio, 170 mts2 , 2 Baños + 1 de Servicio. Piso de porcelanato, cocina con granito y persianas Hunter Douglas (aquí todo el mundo está orgullosos de sus persianas).

Ya había visto la habitación del hijo, la habitacion principal, y estábamos por entrar a la tercera habitación cuando antes de abrir la puerta me dice “Este es mi altar, porque yo soy santero”. En ese momento yo no caí en cuenta y simplemente entre, y realmente no fue tan extraño. Un altar con algunos santos conocidos otros no tan conocidos, ofrendas, frutas y pequeños envases (tipo tapara) chamusqueados o con cosas adentro. Nada muy extraño pero tampoco muy comprensible. Salimos del cuarto y parado en la sala me detengo a detallar nuevamente la sala/comedor/cocina que estaba frente a mí. A la izquierda la esposa cocinando algo de carne o panza, algo en una hoya con agua hirviendo. En el mesón de la cocina una media luna de copas de champagne, con algo que parecía miel adentro, hacían de guardaespaldas a algo semejante a una estrella dorada. Al final de la sala una cabeza de jaguar con corona dorada, capa roja, y plumas que salían de la cabeza. Ya una pequeña voz dentro de mí empezaba a hablarme y a decirme “sal de ahí”.

No sé que me paso, pero cometí el grave error de preguntar “¿Y el cuarto de servicio?”, grave, gravísimo error. Miradas de nervios se cruzaron entre la esposa y el dueño del apartamento, y me dice “Esta bien, te lo enseño, pero no te vayas a asustar”. Ahí pensé, ahora si me jodi, ¿pa que pregunte?, pero macho que se respeta muere valiente, ¡pa lante! Se abre la puerta del cuarto, me pega un olor a carne podrida/quemada que te retorcería el alma. Pero macho que se respeta sigue adelante. Primera observación a la izquierda en la esquina un caldero grande, con palos y cosas metidas adentro, toda la pared negra de hollín. Cruzo la puerta y ahí estaba como salido de la película de SAW, esa imagen que todavia me persigue, ¡una cabeza de cochino completa con todo y orejas! Se que habian otras cosas en el cuarto, pero relamente solo logro recordar con claridad la cabeza de cochino. De ahí en adelante ya la voz en mi interior no hablaba, GRITABA “¡SAL DE AHÍ YAAAAA!” Pero macho que se respeta no corre. Así que muy educadamente con los ojos desorbitados del susto termine mi recorrido, me despedí, agradecí a los dueños y me retire.

Al agente inmobiliario que me llevo a ese apartamento, y no tuvo las bolas de entrar al cuarto de servicio conmigo, aun no le devuelvo el habla. Es obvio que más nunca volví a ese edificio. Y a cualquier santero, palero o persona profundamente religiosa que lea esto les quiero dejar un mensaje:

No tengo nada encontra de sus creencias; pero si van a invitar a alguien a su casa, o a vender su apartamento, por favor, tengan la cortesía de esconder la cabeza de cochino o equivalente religioso. Ahórrenle ese momento incomodo a los demás seres humanos.

Gracias,
La Gerencia.

La Luz



Anoche estaba viendo la nueva serie FLASHFORWARD S01E04. Cuando mencionaron esta Parábola sufí que me dejo pensando y me parece importante compartir.

“Un niño entra en una habitación con una vela en una mano. Dentro se encuentra un hombre que le pregunta:
- ¿De dónde viene esa luz?
Y el niño sopla la vela y le responde:
- Si me dices adónde fue la luz, te diré de dónde viene.”

No creo que haga falta ponerme a dilucidar las múltiples interpretaciones que puede tener esta parábola. Lo que sí es un hecho es que al final el hombre y el niño se quedaron a oscuras…

martes, 9 de marzo de 2010

AUXILIO AGUA CALIENTE!!!



Una de las primeras anécdotas del Rancho Power fue cuando estaba visitándolo por primera vez. Paseaba yo con el Catire (Mi arrendador), dentro del inmueble en cuestión, yo todo emocionado por haber encontrado el sitio perfecto, cuando me dice “El único detalle es que no tiene agua caliente”. En ese momento sentí como un rayo traspasaba mi ser y respondía cual zombi “Bueno ni modo, lo alquilo igual”. Yo soy una de esas personas que usualmente se ducha en aguas termales, que empaña todos los espejos de vapor y que después de bañarse suda por 10 minutos para poder enfriar un cuerpo recalentado.


Gracias a Dios la tristeza no me duro mucho. Creo que ni siquiera tuve que sufrir una sola vez la tortura del agua fría. Fue el ETARRA (Socio/Jefe) quien me introdujo a un impresionante invento llamado La DUCHA CORONA. Este invento es fantabuloso, pero debe ser manejado con cuidado. La DUCHA CORONA básicamente es una resistencia que uno coloca a la salida del agua y la conecta a un enchufe. Ya son tan sofisticadas que hasta traen una manguera. Obviamente aquí a todo el mundo se le debe disparar una alerta AGUA + ELECTRICIADAD = MUERTE CHAMUSQUEADO. Eso debería ser correcto pero soy la viva prueba de que la duchita funciona.


Una vez me quede en un Hotelito en Caja Seca, eso es un pueblito perdido a unos kilómetros más o menos de El Vigia. En ese pueblito había también un intento de DUCHA CORONA era un cable enrollado alrededor del tubo del agua y conectado al interruptor de la luz de la ducha. En pocas palabras cuando prendías la luz se calentaba el tubo de la ducha te estuvieras bañando o no. Ahí también me bañe sin problemas pero les digo que esa instalación si me producía terror. Para ese entonces no conocía la Ducha Corona. A los dueños del hotelito le digo que son unos tacaños la Ducha Corona cuesta 100 Bsf!!!


Bueno y para terminar de hacerle promoción a este invento, que es más viejo que yo, les dejo las instrucciones de instalación que salen en la página de EPA.


martes, 2 de marzo de 2010

El Chino, La Morena y el Carro


Hoy me encontré en la notaria vendiendo un carro que no era mío. Una de esas cosas que le tocan a uno por huevon, por jala bola, o simplemente por estar en el lugar preciso o equivocado (ustedes decidan). El hecho es que hoy estaba en una notaria en la calurosa ciudad de Maracay a 40°C a la sombra y sin aire acondicionado.

El comprador, un chino que tiene 9 años en Venezuela y aun no se entiende nada de lo que dice. Ni siquiera es capaz decir “Chinotto”, “Lumpia” o “Aloz Chino”. Mientras esperábamos yo me preguntaba cómo es posible que dejen a este señor comprar un carro. Si lo para un fiscal, ¡se jodio el fiscal! Porque el chino, no va entender nada y dudo que le importe o le interese. Es que en este país somos demasiado abiertos (en lo que inmigración se refiere), mínimo deberían hacerle un examen de castellano a las personas antes de darles una cedula y una licencia de conducir.

La morena, una “ejecutiva maracayera”, vestida casualmente de china, que había acompañado al chino como su traductor personal durante todo el proceso de observación, negociación y finalmente la firma y compra del carro. La morena, quien primero pensé era la novia o amante del chino, era realmente la corredora de seguro para el carro. Les digo de verdad que nivel de atención al cliente tan personalizado.

El carro, uno de esos misterios inconclusos que ocurren cuando dos personas dejan, por fastidio o por olvido los trámites administrativos que me hubieran evitado a mí estar en la notaria a 40°C a la sombra. El carro que era de A, quien es mi “pariente político” se lo vendió a B hace años. B se lo pago a A, pero nadie sabe porque el carro legalmente siguió en manos de A. Ahora yo trabajo con B y llego la hora de vender el carro. Entonces A no encontró nada más fácil que hacer un poder para que yo vendiera el carro. B estuvo de acuerdo ya que el carro es en práctica de él y yo me fregué.

Ir a una notaria, un registro, sacarse la cedula, el pasaporte o licencia en Venezuela es igual a encomendarse al señor y saltar a un abismo. Uno nunca sabe que le espera en el camino, ni cuan larga es la caída. Lo que uno si sabe es que no va a ser rápido, seguramente no sea muy claro el camino y al final siempre, pero siempre, algo sale mal. No los voy a aburrir con detalles del engorroso proceso de compra-venta, lo que si les voy a decir es que la notaria (quien sabe si abogado) no se molesto si quiera en vernos la cara. Lo único que hizo fue comparar los datos del documento compra-venta con los documentos originales. Tampoco para mi tranquilidad y decepción le pregunto nada al chino, así que no se pudo enterar que le estaba entregando un arma con ruedas a un extranjero que probablemente lo único que ha manejado en su vida es una bicicleta, y que para mas colmos no habla papa de español. En todo este proceso nuestro querido amigo chino solo repetía cual loro Chi, Chi, Chi, a cualquier pregunta que yo o la morena le hacíamos a la notaria. Creo que al final del día, el chino solo entendió que ya todo había pasado cuando le entregue las llaves del carro.

Moraleja: Cuidado con chocar a un chino. ¡se jodio el fiscal! ¡y te jodiste tu! Chi Chi Chi
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Si te gusta... ¡comparte!